Analitics

lunes, 21 de agosto de 2017

¿Y de la cristianofobia cuando hablamos?

¿Y de la cristianofobia cuando hablamos?

Ya han pasado unos días del atentado de Barcelona. Como siempre algunos grupos han empezado a plantear que el atentado no debe generar un rechazo al islam, algunos incluso lo comparan con no haber generado rechazo a los vascos por ETA… olvidando algunos detalles. El ayuntamiento de Barcelona incluso ha hablado de un observatorio contra la islamofobia. Sin embargo, de lo que nadie habla es de la creciente cristianofobia en Europa.
Cristianofobia que se expresa en la impunidad con la que determinados grupos se burlan de la Iglesia y en general de las creencias cristianas. Critianofobia que se manifiesta en la impunidad con la que algunos grupos asaltan iglesias, incluso durante el culto, interrumpiendo con gritos y exhibición de desnudos. Critianofobia que se manifiesta en la exigencia a las iglesias cristianas de la aceptación de unas normas sexuales que no les son propias, mientras dichas exigencias no se les plantean a los musulmanes establecidos en Europa.


Cultura o religión

No soy un cristiano practicante, más bien soy un cristiano social. Personajes como el obispo Setien, durante años tolerado y apoyado por un Vaticano supuestamente de derechas, y su actitud respecto a ETA hicieron que, sumado a otros temas personales, decidiera prescindir de la institución en mi relación con Dios. Sin embargo, no dejó de reconocer que la influencia del cristianismo, en especial del catolicismo, en la formación del pensamiento actual europeo es básica.
Renunciar a nuestras raíces cristiana, negarlas u ocultarlas solo nos va a llevar a la extinción igual que un árbol se seca sin raíces. Acusar, como hacen algunos, a la religión, así en genérico, tras cada atentado islámico, sobre todo cuando la «imagen» de religión que presentan no es una mezquita sino una iglesia, no es neutralidad es cristianofobia.

Interna y externa

Cada vez que nos manifestamos en solidaridad por un atentado en Europa muchos protestan por el silencio ante los atentados en los países islámicos. Sí, ese silencio es de la gente, pero sobre todo de la prensa. De los medios que no dan relevancia a menos que las víctimas sean tropas internacionales. Sin embargo, lo que ninguno pone de manifiesto es que la mitad de los atentados en los países musulmanes son contra cristianos: coptos egipcios, coptos etíopes, siriacos, armenios, kurdos,…  son los más atacados y ante ellos los poderes occidentales callan, como callan cuando sus propios medios atacan al cristianismo en todas sus versiones. Y eso, aunque no lo quieran nombrar es cristianofobia.



Publicar un comentario