miércoles, 17 de septiembre de 2014

Es que yo pienso, ¿sabes?

Hace tiempo que no publico, no he tenido tiempo para revisar lo escrito y no quiero publicar sin revisar y mejorarlo. Pero es que además de tratar a marcha forzadas de transcribir al ordenador y actualizar, en la parte tecnológica, la precuela de mi novela Anochecer en la Red (una novela corta llamada Al Borde del Caos escrita poco después de la caída del muro de Berlín y poco después de haber redactado la primera versión de Anochecer) he tenido mucho tiempo libre dedicado a una aventura personal, tratar de hacer oír mi voz en la última oportunidad de evitar que la pesadilla en la que ambienté ambas novelas se vaya haciendo realidad… por desgracia esa aventura debo darla por terminada y esta es mi despedida en el foro cerrado de Vox dónde hasta ahora, bueno administrativamente la semana que viene, he pertenecido y que abandono por su deriva presidencialista y autoritaria completamente incoherente con lo que dice defender para España.

Confieso que no soy…

Aquí en este foro, Habla, y en reuniones personales entre miembros del partido, Vox, se han hecho reiteradamente y por parte de distintas personas unas acusaciones, cuanto menos peculiares.
Esas acusaciones vertidas, en algún caso sobre una persona concreta y en otros sobre “elementos integrantes de candidaturas o intentos de ellas”, es la de pertenecer a esa supuesta sociedad secreta (inventada en mi opinión por la izquierda) llamada Yunque.
Y digo que pienso que la tal organización secreta Yunque es un invento de la izquierda porque solo a estados y medios relacionados con esta los he visto nombrarla, definiéndola como organización ultracatólica de derechas u organización católica de ultraderecha, lo que ni es lo mismo ni significa lo mismo, así que lo que podían hacer es ponerse de acuerdo en definir qué va a ser tan “temible” enemigo.
Y por supuesto me chocó mucho leer a alguien de Vox hablado de dicha supuesta organización pues, como ya he dicho, hasta ahora solo había visto referirse a ella a gente de Podemos, Izquierda Unida, Cuatro, La sexta, el PSOE, el gobierno mejicano y los diarios en la red Público, el confidencial y el plural, así como otras webs y blog asociados al 15M u otros grupos de izquierdas, y siempre para acusar de ser miembros de ella a personas de la jerarquía católica, española o mejicana, activistas y periodistas contrarios al aborto, a las leyes de género o a los nacionalistas como Federico Jiménez los Santos, Cesar Vidal, Ignacio Arsuaga, Gádor Joya, Pio Moa...
Evidentemente no puedo afirmar ni negar que lo sean o dejen de serlo, sus nombres simplemente han aparecido, junto con otros muchos, en la red, aunque hay caso que llaman la atención en relación con la supuestamente organización secreta católica pues supongo que la aparición de FJLS y Cesar Vidal en dicha relación debe de ser porque los confeccionadores de esa información ignoran que el uno es abiertamente ateo (así se ha manifestado en repetidas ocasiones, aunque ello no le lleve a ser anticlerical militante) y el segundo es reverendo protestante. Dos personas que supongo que no son los más adecuados para formar parte de ninguna organización católica de voluntarios, aunque hayan trabajado para una: la COPE.
Dado que soy miembro de la fallida candidatura organizada por José Alberto Neira, que no fue finalmente aceptada, no puedo dejar de sentirme aludido y por ello, aunque mi intención después de invitaros a reflexionar sobre qué partido y Nación queríamos (enlace habla) era retirarme y no volver a intervenir en este foro, he decidido realizar este artículo para manifestar que no soy miembro de la inexistente, al menos para mí, organización Yunque. Tampoco soy miembro de los caballeros Templarios, ni del Priorato de Sion, ni del Nuevo Orden Mundial, ni de las Fuerzas de conquista de los Klingons, ni de la Alianza Rebelde, ni de la Compañía del Anillo, ni pertenezco a las tropas de asalto del Imperio estelar,… por poner algunas otras organizaciones no existentes a las que no pertenezco.
Así mismo, respecto a las existentes, secretas y discretas, afirmo que tampoco soy miembro de ninguna orden de la Francmasonería (lo que algunos miembros de los gobiernos de la democracias, posiblemente de todos, no pueden decir) ni rito Escoces, ni Francés, ni Rosacruces, Ni pertenezco a la logia P2, ni a sectas verdaderamente peligrosas como la Cienciología, Hare Krisna, o Moon,…  ni pertenezco o he pertenecido a partido político alguno a excepción de esta, mi breve etapa en Vox, de la que saldré asqueado tras ver como algunos, y no necesariamente aquellos que ponen la cara en los carteles aunque también algunos de estos, se aprovechan de las ilusiones de la gente para manipularla y manejarla a su antojo, para obtener beneficios económicos, de prestigio o de puro egoísmo personal de saberse el que maneja los hilos detrás del telón.
Lamentablemente estas acusaciones, tan vagas y poco concretas como las que se han hecho en este foro de Habla, podrían quedar en seso si no fuese porque luego, fuera del mismo, han empezado a personalizarse en un cruce de acusaciones y demandas que tiene más de caza de brujas y persecución de todo aquel que piensa diferente o disiente del todopoderoso líder.
Por ello recuerdo ahora una frase de una película, creo que Éxodo, pero no estoy seguro podría ser cualquier otra sobre la liberación del estado de Israel, donde un judío alemán expatriado habla con un combatiente de la Hagana, en esos momentos y según la versión inglesa terroristas:
«No sé por qué ―dice el combatiente―, una persona mayor, como tú, viene a estas tierras ahora. Podéis aportar más con vuestras donaciones que lo poco que un anciano pueda luchar.
»En vuestra casa estabais más cómodo y seguro que en esta tierra que si queremos deberemos regar con sangre.»
A lo cual el anciano le responde:
«En Inglaterra o en América no te niego que podría estar más seguro, pero no me quieren porque hablo alemán, curiosamente igual que el rey de los primeros, pero en Alemania no tengo nada que hacer. El judío alemán que mejor viva la década que se avecina será el que no esté en Alemania, ni en la Europa continental.
»Ya en España se matan entre ellos y nos matan a nosotros, unos porque nos llaman capitalistas y los otros asesinos de Cristo. Y en el resto de Europa no va a ser mejor, en el siglo quince nos cazaban con las brujas… y ahora no quedan brujas que cazar, solo nosotros»
Dado que el voto por correo no se garantiza secreto ahí va mi voto
No soy judío, pero algunos elementos fanáticos de la actual dirección han hecho que me sienta como los de la película que recordaba, por disentir en decisión que pienso que son equivocadas. Es más tengo la impresión que ese es mi gran problema para ser miembro de un partido: que pienso, lo siento pero no soy capaz de seguir el “paso de la oca”, que ponga el mandamás de turno.
Y para que me cacen yo me voy. Ya he rellenado la papeleta de voto y la he enviado. Poco más me queda hacer aquí, salvo enviar mi carta de renuncia.
Se impone pues recordar las palabras de Martin Niemöller que como tantas otras cosas la izquierda se ha apropiado atribuyéndosela de forma errónea a uno de los suyos: al dramaturgo y poeta alemán Bertolt Brecht.
Cuando los nazis vinieron a llevarse a los comunistas,
guardé silencio,
porque yo no era comunista,
Cuando encarcelaron a los socialdemócratas,
guardé silencio,
porque yo no era socialdemócrata,
Cuando vinieron a buscar a los sindicalistas,
no protesté,
porque yo no era sindicalista,
Cuando vinieron a llevarse a los judíos,
no protesté,
porque yo no era judío,
Cuando vinieron a buscarme,
no había nadie más que pudiera protestar.

martes, 12 de noviembre de 2013

Por qué no lamento el cierre de Canal 9

Varios amigos me han reprochado mi silencio en este blog, por la parte de lo dedicado a Valencia y su actualidad, en el caso concreto del cierre de canal 9. La falta de actualización es debido al poco tiempo de que dispongo, porque yo (a diferencia de otros) trabajo. Y no me refiero al hecho de que tenga trabajo, sino a que lo hago, a que ocho horas al día los días laborables voy a mi lugar de trabajo, cosa que en muchos casos no se daba (y no se da) en muchas empresas públicas, lamentablemente pagadas con nuestro dinero.

Canal 9 juez

A diferencia de muchos de mis amigos no tengo ninguna preferencia por lo que malamente se llama “lo público” como si solo fuese público lo que obtiene dinero de los presupuestos del estado y manejan (que no dirigen) los políticos.

Lamentablemente la afirmación de que un servicio público gestionado por una empresa privada (que incluye entre sus intereses ganar dinero) es más caro que si se gestiona por una entidad del estado (que no tiene entre sus objetivos ganar dinero) pero eso que podría parecer cierto desde un punto de vista lógico se ha demostrado, una y otra vez falso: Es más barata (y después de pasar por ambas podría decir que de mejor calidad) la atención en el hospital de Manises (del Servicio Valenciano de Salud) que es gestión privada que en el Hospital la Fe (por mucho que el segundo sea mayor, lo que debería, por economía de escala hacer que sus costes fuesen más baratos); es más barata una plaza escolar en un colegio privado o concertado que en un colegio público (y no digo más barata para los padres sino el coste por alumno) y así un servicio tras otro: el trasporte público (autobuses, vascos, aviones,…) y por supuesto los medios de comunicación.

Que el detonante del cierre sea la decisión de un juez obligando a readmitir a un personal que la empresa no puede asumir, que si no fuese una empresa pública hace diez años ya estaría en la calle, tampoco me extraña nada. Como dijo un amigo mío solo puedes encontrar dos tipos de sentencias: las que emite un juez pensando que él podría estar en el banquillo y las que emite pensando que nunca estará en el banquillo: las primeras benefician al criminal las segundas a la víctima. Claro que en los pleitos civiles, por así llamarlos, podemos reformularlos en los que el juez puede ser el demandado (en este caso el ente público) y los que podría ser el demandante ( en este caso los empleados… y ¿a fin de cuentas no es él sino un empleado público?)

Podría concluir diciendo que si no es viable que lo cierren, pero…

*También puedo decir que lo cierren por traiciona al pueblo valenciano durante esos años hablado catalán y asimilándonos a una comunidad que no es la nuestra.

* También podría pedir que la cierren por la traición que ha representado estos últimos días, tanto por las veces que las presentadoras han dicho que han mentido por orden superior, como por no haberlo denunciado hace años cuando les obligaron a mentir…. ¡Ah claro!, que si lo hacían entonces perderían el empleo ¿no? ¿Y qué me obliga a mí a pensar que entonces mintieron ya ahora no?¿Por qué no puedo pensar que ahora mienten por venganza, por despecho?

* También podría decir que han demostrado lo mal profesionales que son en estos vengativos días, o lo mal profesionales que han sido antes…

…y otras muchas razones.

Canal 9 otros

Ahora se quejan de mala gestión, de derroche, de gastos superfluos e innecesarios, de directivos que, como ellos son de la plantilla y van a ir a la calle,… pero es que estos gastos no son de ahora sino de los últimos treinta años, desde que fue montada por el partido socialista del presidente Lerma. ¿Por qué no se han quejado antes? ¿Será por qué antes ellos eran los beneficiarios, entre otros, de esos derroches, gastos superfluos, comilonas y otras prebendas?

sábado, 24 de agosto de 2013

De mal en peor

Poco puedo contar pues poco hay que decir. Después de meses de sufrir los constantes cortes de línea y problemas de Timofónica (vulgo Telefónica o Movistar) cambié a otra compañía…

Porque me aseguraron que tenían centralita en la zona y que sus técnicos se encargarían de ello. También me dijeron que no había problemas en tener más de un tarjeta con el mismo número de móvil y que solo tenia que pedirlas, pues además serían sin coste adicional.

La verdad: si vienen los técnicos a evaluar la línea me cobran cuarenta euros adicionales y no cobran por las tarjetas adicionales porque no las suministran: sencillamente solo trabajan con una tarjeta por móvil.

Les doy como mucho cuatro meses antes de pedir la portabilidad… y quizás ni eso.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

La huelga nada general

Existen muchas maneras de medir el éxito o el fracaso de una convocatoria como la de hoy. 
Industrialmente se suele usar el consumo eléctrico, tan usado en otras ocasiones por los sindicatos, en esta ocasión lo rechazan porque dicen que el gobierno lo ha manipulado. 
Sin embargo cada vez este tipo de mediciones son más automáticas  y por tanto menos manipulable que hace unos años, por lo que se puede hacer la lectura a la inversa, dado que además, en esta ocasión es un dato contrario a los sindicatos, da que pensar mal. Lo mismo que todos aquellos que hemos sufrido en alguna ocasión la actuación de los piquetes supuestamente informativos no podemos sino esbozar una media sonrisa cuando, siguiendo la estela de los grupos antisistema y violentos, que han ocupado las convocatorias pacificas del antiguamente esperanzador 15-M, comienzan a acusar de ser policía infiltrado a cualquiera de los matones que, acompañando sus piquetes y con sus pegatinas e insignias, es pillado en actitud violenta.

Pero, como decía un locutor en la radio, la medida de la huelga basta con tomarla mirando alrededor: en mi empresa, de unos sesenta que somos solo he echado a faltar a un miembro del departamento  dicho sea de paso un arribista, pelota y traicionero dispuesto a clavarte un cuchillo a la espalda si ve en ello la posibilidad de ascender. No digo que en todos los casos sea así, posiblemente haya quien ha ido a la huelga por convicción y en coherencia con el resto de sus actuaciones. Yo solo cuento mi experiencia, hoy que no podía faltar aquí.

sábado, 13 de octubre de 2012

Disiento de Arcadio Espada

Normalmente me parece bastante adecuado lo que suele escribir el señor autodenominado Arcadi Espada. Su posición denunciando habitualmente las mentiras del nazionalismo imperialista catalán suelen estar cargadas de lógica y sensatez. Aunque para ser totalmente coherente debiera firmar como Arcadio Espada, ya que escribe en español. Sin embargo, pese a lo anteriormente dicho no puedo sino disentir de su artículo Referéndum en los Países Catalanes.
Para empezar no existen los países catalanes. Nunca han existido, a menos que consideremos distintos países cada una de las cuatro provincias o de las siete “lo que sea” que se han inventado con el bodrio latrocinador que llaman estatuto de autonomía y cuyo objetivo no es sino expoliar al resto de España.
Cierto es que puedo coincidir en que no es adecuado que el referéndum se limite a las cuatro provincias de la región catalana. Pero no considero que el irreal concepto de países catalanes y la extensión territorial que en su imperialismo pretende ocupar el fascismo catalán sea una medida adecuada para un referéndum de independencia.
El ámbito territorial único para un referéndum de ese calado es la nación. La Nación. Completa y así, con mayúsculas. Es decir toda España.
Según la constitución española es ese el único ámbito válido de decisión.
Y quizás muchos se sorprenderían del resultado.
Eso sí, las condiciones deben ser claras y contundentes: La independencia de Cataluña se debe circunscribir única y exclusivamente a las cuatro provincias de la región catalana. Naturalmente implicará que cesa cualquier responsabilidad económica del estado Español con la región escindida (eso incluye deuda emitida y futura, pensiones, paro, defensa, seguridad –una vez evacuado el personal de la administración del estado y durante el periodo de transición la seguridad se limitará únicamente a estos–, aduanas, inversiones, rescate bancario), pero también que todas las empresas con sede en Cataluña dejaran de ser empresas españolas y, por lo tanto, para vender en España deberán obtener un CIF español con una sede social en España para importar las mercancías liquidando el IVA en España como importaciones (lo mismo que, por ejemplo, hace Carrefour España respecto a su matriz francesa) y liquidando los beneficios de sus ventas en España como impuesto de sociedades en España. Es más esas mercancías deberán pagar, además de IVA, los aranceles que pagan los países terceros, pues por supuesto al independizarse dejará de ser de la Unión Europea.
Pero repito, señor Espada, únicamente las cuatro provincias de la región catalana. A Valencia y Baleares hagan el favor de dejarnos en paz de un vez.
Por supuesto, como el ámbito de decisión es la nación, una vez realizado el referéndum la región catalana accederá a la independencia si la mayoría de la nación española así lo decide. Con independencia (je, je, por la ironía), repito para que la frase quede unida y sea más clara: con independencia de si alguna de las provincias de la región decide que no quiere separarse de España o, incluso, de si en las cuatro provincias se dijera que no se quieren separar; si toda España dice que se separen serian expulsados.
Creame, señor Espada, en esas condiciones yo votaría por la independencia ¡Y porque se construyera un muro cerrando la frontera entre Uldecona y Vinaroz... y siguiendo toda la frontera entre Valencia y Cataluña. Largense, pero olvidense de nosotros.

martes, 18 de septiembre de 2012

Descubriendo nuevos mundos 2 - Mi primera publicación

Cuando reorganicé este blog en julio pasado tenía grandes ambiciones para él, que han sido apartadas por la realidad del verano. Espero poder retomar el mantenimiento a lo largo del mes, sustituyendo las lecturas recomendadas y actualizando otros espacios, pero de momento poco tiempo le puedo dedicar y solo me he conectado para aprovechar y contaros que estos días he tenido la noticia de mi primera (futura) publicación en un libro editado por otros.
Esta edición es el recopilatorio Descubriendo nuevos mundos con los ganadores, finalistas y accésit del concurso del mismo nombre convocado por la Federación Española de Fantasía con motivo de la celebración de la II Imagicon – XXX Hispacon, este año en Urnieta.
La pasada semana fue el fallo del concurso al que envié un cuento de ciencia ficción, La Última Batalla, una reflexión personal sobre lo correcto o incorrecto de los estados actuales.
Aún no dispongo de la portada, que será la ilustración ganadora de Óscar Pérez (El Bardo) y contendrá además las ilustraciones de los finalistas: Alberto Arribas, Caesar, Lucía CR, Fany, Carmona, José Gabriel, Fosi, Itahisa López, David Puertas y Hugo Salais.
En cuanto a los relatos, los ganadores son: en relato largo Carlos L. Hernando y en relato corto Carlos Martí; siendo los finalistas: Juan Ángel Laguna Edroso, Óscar Pérez Varela, José A. Reyero, Miguel Rodríguez Robles, Antonio Serrano Martínez, Gloria T. Daudén, Daniel Garrido Castro, Laura López Alfranca, Ángeles Mora, Carlos Piélago y Igor Rodtem.
El libro se completa con relatos ganadores de los accésit a los socios Federación Española de Fantasía Épica a los que optarían de no estar entre los anteriores y en los que mi relato ha resultado de los ganadores. Los socios premiados hemos sido: José V. Bau, David Puertas, Pablo Saiz de Quevedo y Chelo Torres.
Desde aquí mi felicitación a todos los que comparten premio en este certamen conmigo y mis deseos a todos los lectores, de este libro, para que disfruten con todos los relatos e ilustraciones.
El libro será distribuido, inicialmente, a los inscritos en la II Imagicon – XXX Hispacon pero, además, posteriormente lo seguirá distribuyendo su editora La Federación Española de Fantasía.