Analitics

jueves, 25 de marzo de 2010

Memorias de un informático en reconversión

No es que en estos tiempos de crisis haya tenido que dejar mi empleo, y doy gracias a Dios por mantenerlo, sino que la informática se ha hecho tan vasta (con v de amplia y no b de tosca) que tras unos años dedicado en exclusiva al campo de la programación logística y de gestión decidí ampliar horizontes y ello me hizo adentrarme en el mundo de Internet, como algo más que mero usuario y lector pasivo de contenidos. También, como usuario, mi punto de vista ha cambiado tras la renovación del equipo y mi experiencia en ello se va a ver llevada, como artículos esporádicos, a este blog.

¿Por qué memorias?
Simplemente porque, en ocasiones, al contar mis actuales acciones me vienen a la memoria hecho acaecidos tiempo atrás… de los que también os hablaré.


Capitulo 1. Existe todo un mundo ahí fuera.

Varias circunstancias se juntaron hace unos tres años. Después de una serie de problemas, tras la mudanza, volví a tener línea telefónica, y con ella Internet.
Con la línea en funcionamiento desempaquete los dispositivos para todos conectar los ordenadores a Internet. Estos se limitaban, en ese momento a 3: el mío de trabajo, uno de pruebas y un viejo portátil Pentium que hacia años se había comprado mi mujer. Pronto sustituyó este por un nuevo portátil con Windows Xp y tarjeta wíreles, así que tuve que pegarme con el router para configurar esta, lo cual fue relativamente fácil, para mí, tirando de manual y buscando algunos datos en Internet.
De ahí pasé a buscar otro tipo de datos… en realidad ya había buscado algo, pero esporádicamente, ya que los trabajos de bricolaje también lo eran. Ahora, con la nueva casa, fueron más intensivos. Tanto que acabé participando, además de buscando, en algunos foros sobre bricolaje…
¿Os preguntareis qué tiene eso que ver con mi reconversión informática?
Fruto de mi participación es esos foros recibí una oferta para llevar un blog… que rápidamente se convirtieron en dos en la red de redactores. Y escribiendo, escribiendo me vicié. Además de estos abrí mi propio blog en Wordpress, en el que no puedo poner publicidad, pero eso entonces no me importaba, y retome mis novelas (una acabada y pendiente de revisar de fantasía épica y otra inacabada de ciencia ficción) y otros escritos, que estoy compartiendo aquí con todos vosotros, así como algunos nuevos.
En cierto modo esa fue mi primera reconversión: de un maduro hombre de técnicas, que aun retenía de su juventud geek algo de interés por los nuevos dispositivos electrónicos (a fin de cuentas eran parte de mi profesión) y que generalmente confiaba en el corrector ortográfico del Word, para un tema tan espinosos como los acentos, sacrificando la exactitud a la velocidad, hacia un hombre más de letras, que además de escribir… relee lo que escribe, incluso cuando no es literatura.
Publicar un comentario