Analitics

viernes, 15 de enero de 2010

¿Por qué palleter?

He de reconocer que no fue mi primera opción. Solamente la primera libre de una serie de posibilidades que anoté cuando iniciaba la creación de este blog. Esas posibilidades, que abarcaban campos de la literatura universal, de la historia de Valencia y España y finalmente de mi mundo fantástico tenían algo, eso sí, en común.
En cierto modo representaban un grito de alerta, una llamada de atención a la sociedad de su momento… y también en cierto modo un aliento de esperanza en algo mejor.

Cierto es que el grito de Vicente Domenech, apodado “El Palleter” en 1808 a favor de Fernando VII y contra la invasión francesa puede decirse que no obtuvo un triunfo completo en sus esperanzas. Como en los cuentos de hadas, el grito del Palleter, fue por el príncipe, no por el rey Carlos IV y su nefasto gobierno, presidido por Godoy; fue un grito contra un enemigo extranjero, ocasionalmente, en este caso la invasión Napoleónica y el nombramiento del usurpador José Bonaparte, pero también fue un grito de rebelión contra la autoridad establecida previamente. Y en cierto modo fue un grito de esperanza en algo mejor.
Hoy sabemos que esas expectativas no se cumplieron y que los gobiernos, o así los llamaban, de Fernando VII hicieron buenos algunos de los peores anteriores. Pero ese 23 de mayo de 1808 no se sabía lo que les esperaba el futuro.
Por otra parte los actos del Palleter, como los de otros muchos personajes de la historia de Valencia en los más de 2000 años que van desde la alianza de Sagunto con Roma hasta nuestros días, no son sino una muestra más de nuestra pertenencia a esa comunidad que en su día se llamo Hispania y hoy llamamos España y como lo que pase en una parte de ella afecta a todos los demás, más tarde o más temprano y a la velocidad de los tiempos.

Cuando inicié mi andadura, llamémosle profesional, como blogger, escribiendo los blog de redactores, hoy caídos por el cierre de la empresa del servidor, Fenixer, itecnicos.es y fanfiction.es, sobre dos de mis aficiones (el bricolaje y la literatura fantástica) pensé que, como prometían, podía limitarme a escribir y olvidarme de lo demás. Hoy día, después de una ardua tarea de promoción, que probablemente se pierda, solo queda la experiencia y los contactos.

No sé si en un futuro esos blog renacerán o no. Y, en su caso, si este renacimiento será una reencarnación, volviendo a partir de cero, o un nuevo Fenix que recuperando su historia mantenga todas mis publicaciones. Mientras, en este impas que se abre (aunque no sabemos si se cerrará) algunos de los antiguos redactores vamos a empezar un nuevo proyecto de red colaborativa en la que espero que este nuevo blog sea como el grito del palleter: un grito de esperanza en el futuro y en nuestra unidad… aunque luego la cruda realidad se encargue de desmentirlo, y si no mejor. Además, dado el nuevo carácter, menos temático, de estos nuevos blog, aprovecharé para reflejar en este algunos aspectos de mi tierra, Valencia, por ello en la lista de posibles nombres busqué los de personajes que tuvieran que ver con ella, aunque tenga todo un universo para escribir.


Publicar un comentario